Cuidados

 

 

 

 

¿Quieres aprender a cuidar de tu pequeño amiguito?

 

 

En esta sección encontrarás

todos los cuidados necesarios para la correcta salud de tu conejito.

Alimentación

El heno. Alimento indispensable.

El heno es el alimento más importante en la dieta de nuestro conejo, representa casi el 80%  y debe estar siempre a su alcance, sin cantidad tope.


Hay una gran variedad de tipos de heno, el heno perfecto seria el que tuviera menos polvo y mucha fibra, que tenga gran cantidad de hebras verdes y preferiblemente sin prensar.

 

Gracias a este alimento consigue una buena digestión y favorece al desgaste de los dientes, los cuales nunca cesan de crecer.


Verduras

 

 

Estos alimentos se pueden introducir en la dieta de nuestro conejo a partir de los tres meses de edad, las cuales deben darse una vez al día en pequeñas cantidades, y teniendo en cuenta que nunca debemos juntar unas verduras con otras, ya que si mantenemos un cierto control, podremos saber cuáles llegan a sentarles mal o incluso no toleran.

 

Las verduras que les demos debemos asegurarnos de que estén debidamente lavadas para evitar pesticidas o infecciones para nuestro conejo.

 

 


Pienso. En su justa medida.

No es conveniente que nuestro conejo tenga a su disposición este alimento ya que un exceso le puede producir obesidad.


El pienso correcto sería aquel que tuviera un alto contenido en fibra, bajo en grasas y sin semillas.


Debemos recordar que con unos 50 gramos al día en pienso es suficiente para la dieta equilibrada que buscamos para nuestro conejo.


Por fin en casa

Lo primero que tienes que tener claro  son los accesorios básicos que deberás tener en su nuevo hogar antes de que tu pequeño amigo llegue.

  • Bebedero
  • Comedero
  • Pienso
  • Heno
  • Jaula
  • Cortaúñas
  • Lecho higiénico

 

Lo más importante siempre va a ser que nuestro pequeño amigo se adapte a su nuevo hogar, el primer día lo que debes hacer será tenerlo en una habitación solo para que se acostumbre al entorno,

 


Las uñas

 

 

 

El tiempo máximo que debemos pasar sin cortarle las uñas son 2 meses ya que si le crecen demasiado se acabaran deformando y haciendo daño a nuestro conejito.

 

Necesitaremos unas tijeras especiales y tener muchísimo cuidado. En el interior de la uña tienen una vena que si cortamos sangrará, en ese caso, con una gasa hacemos presión hasta que la hemorragia cese.tendremos que cortar únicamente la punta y hacerlo más a menudo.